Mondo Garrulus by Perkins

 

     Sábado por la mañana, no muy temprano ,no es dia de trabajo, aunque siempre cosas quedan por hacer.Una de ellas es ir a hacer la compra, SIEMPRE HACE FALTA ALGO. Coges el coche y llegas al híper, no daré ningún nombre ( nada cobraré por ello, ni nada me darán), es hora punta, toda clase de Seres pululan aviesos por el establecimiento, como si nunca mas fuera a abrir.

     Justo al entrar en la tienda, una bocanada de aire SOBAQUERO me golpea repetidas veces, te inunda y absorbe, SEÑORA; LOS DESODORANTES ESTÁN AHI. Los frikis en la seccion de electrónica sobando las televisiones, siempre saben el doble que el empleado, que está a punto de terminar su turno, y poco le importa lo que le diga el listillo de las 14, 30, los niños rompepelotas atravesándose por el trayecto de tu carro, cuantas veces apetecería llevarlos por delante. Siempre habrá una pareja que lleve un carro de la compra hasta arriba de bebidas alcohólicas y algún paquete de patatitas para disimular; el paterfamilias,  que fue con la mujer y los hijos, que no tenia un pijo de ganas de ir a la compra y se pasea con su camiseta de tirantes de una talla 2 veces mas pequeña, saliéndole la parte inferior de la prominente barriga por debajo de la camiseta.

      Sin variar un ápice su cara de ajo puerro, no cesa constantemente de llamar la atención a Jonathan ( siempre con su coletilla y el pendiente en la oreja, que dicen los vecinos que es muy modelno y Vanesa). Pasa el tiempo, se va llenando el carro, esta leche no, la otra, El papel siempre trae unas cosas, pero al final te llevas el doble. Cuidado, vaya especimen está pasando a mi lado. 

     A veces me pregunto de donde saldrán algunos de los invididuos que aquí salen…, Ya he terminado por esta semana, hasta la próxima. Volv

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mondo Garrulus by Perkins

  1. Hanguins dijo:

    Sr. Perkins

    Se ha olvidado de mencionar a un personaje muy importante: “la maruja galopante”, ese parásito que se te pega en la cola de la caja. Primeramente se coloca disimuladamente en paralelo, observando, intentando avanzar en cuanto te despistas. Poco a poco se va metiendo hasta que la muy hija de puta y haciéndose la loca se te pone por delante.

    Puta que las parió, que asco me dan, me apetece atarles la cabeza a la columna de los ultramarinos, llenar un carro de latas de aceite y desde el fondo del pasillo lanzárselo para espetárselo en la cara.

    • Perkins dijo:

      a mi la maruja galopante me ha acechado sobre todo en la tienda de ultramarinos de la esquina, pero mi cara de asco supino la suele echar para atras. y que me dices de la que baja a la tienda para contar la vida de su familia. O el jubileta que va al centro de salud a contar su enfermedad?, hablaremos de ello sr Hanguins, no lo dude

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s