Cómo tirarse un pedo sin que te señalen con el dedo (Cap. 1)

Antes de nada quiero decir que con esta pequeña guía mi intención no es la fomentar la ventosidad humana, tampoco quiero que sirva de ejemplo para aquellos que buscan la venganza o el mal ajeno. Tambien me gustaría recalcar que no es más cerdo el que se tira un pedo sino el hijo puta que no avisa.


El origen de la palabra “pedo”

La palabra pedo proviene del verbo “impedir“, ahora lo explico…
Pongámonos en el lugar del pedo: cuando el pedo crece, se forma en el interior del cuerpo una especie de bolsa de aire deseosa de escapar y correr hacia cualquier parte, a lo lejos observamos una luz, podríamos llamarla “la luz al final del tunel” pero hay algo que nos deja pasar, dos grandes masas de carne a modo de desfiladero que nos impiden volar hacia la libertad. Precisamente el choque repetitivo con esas dos grandes masas es lo que provocan ese mágico sonido… prrrrtttttt.

Cuando el pedo por fin sale, sus posibilidades de subsistir son muy escasas, en penas unos segundos muere, quedando en el aire una leve huella sólo perceptible por el olfato humano.

El pedo en el ascensor
Peligro !! Cuidado !! Tienes que buscar bien el momento, no tienes escapatoria. Si te tiras un pedo en este pequeño recinto estás perdido, todo el mundo girará la cabeza y te señalarán son su mirada y hasta es posible que te calcen una hostia. Entonces ¿cual es el mejor momento para tirarse un pedo en un ascensor?
La primera regla es no viajar acompañado, haz lo siguiente: Al salir de tu casa, coges el ascensor, te aseguras que no hay nadie dentro (no tienes que mirar mucho so gilipollas), cuando llegues por fin al piso cero abres la puerta y compruebas que no haya nadie esperando, bien, pues ahora te vuelves a meter, te tiras el pedo y lo dejas dentro. Es muy posible que el pedo sobreviva durante unos minutos con lo que nos dará la certeza que el próximo que coja el ascensor se coma parte de él (sino entero).

El pedo mientras esperas en el ascensor
Llegas cansado de currar, posiblemente hasta sudoroso, observas que hay 2 o 3 personas esperando a que llegue el ascensor, ¡¡ ahora es un buen momento, pero cuidado !! Tienes que tirarlo con sigilo, es decir, debes dejar espacio suficiente en el ojete para que el pedo no tropiece con las paredes carnosas, esto es a lo que se llama vulgarmente un “pedo mudo”.
Inmediatamente después de habértelo tirado miras el reloj y dices en voz alta “Hostia, que no llego”, de modo que sales pitando y subes por las escaleras. Cuando te encuentres en el segundo piso el pedo ya se estará notando y como casi en todos los portales los vecinos no se suelen llevar muy bien seguro que se culpan unos a otros. (Espera un par de minutos en el rellano del segundo porque igual se pegan de hostias).

El pedo traidor (tambien en el ascensor)
Son las 8,30 de la mañana, sales de tu casa, coges el ascensor y ¡¡ hostia !! Ese pedo que has estado macerando en tu cuerpo toda la noche acaba de salir y encima sin aviso (por cierto, es de los que peores huelen). Mientras bajas en el ascensor empiezas a notar que huele a hostias (pero como es tuyo hasta te gusta), lo primero que se te viene a la cabeza es que cuando llegues abajo puede haber gente  esperando el ascensor. ¿Qué hacemos? El olor está ahí y no se va a marchar, si hay alguien esperando se lo va a comer fijo. Lo que está claro es que no tenemos salida, de modo que giramos la cabeza hacia abajo (como si hicieras una reverencia) y salimos del ascensor a toda pastilla mirando hacia el suelo, de este modo es posible que no nos reconozcan. El pedo cumplirá con su función y de camino al trabajo te partes la polla de risa.

El pedo traidor (tambien en el ascensor), la alternativa
Antes de llegar al piso cero detienes el ascensor en el primer piso, te tiras un par de pedos más y bajas por las escaleras. Llegarás prácticamente al mismo tiempo que el ascensor y tendrás la oportunidad de ver la cara de aquellos que se van a comer tu pedo, ¡¡ joder, esta imagen te hará crecer !! Te has salvado y encima vas a intoxicar los pulmones de tus vecinos. La putada de esta técnica es si te encuentras a alguien esperando en el primer piso.

Continuará en el siguiente capítulo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s