El país de Nunca Máis (cap.3)

Como todos los días, a eso de las 10:00 de la mañana cargamos baterías en la cafetería de siempre. Café mediano con tostadas y chupito de zumo de naranja. Sin duda alguna es el momento preferido de la Sra. Hanguins, no lo cambiaría por nada y cualquiera le llevaría la contraria.

Después del desayuno y antes de la sesión de vinos el paseo mañanero y tostadero para que el Sr.Titins ejercite sus músculos.

Bueno, como os decía, me cago en el día que traje la puta moto, esto es lo único que me hace correr. Quién lo iba a decir que este medio de transporte infantil corriera tanto.

Nos acercamos a la playa a tomar unas cervezas en un chiringo playero, por cierto, puta que los parió, aquí sí que clavan. Como se suele decir, hacen el agosto.

Mientras tomaba mi cerveza observaba a un jubilete echando un ojo a su vecinita. Obviamente no son unas tetas para enmarcar pero seguro que son mejores que las que tiene en su casa. Con el periódico ocultaba su erección, posiblemente sea su cuarto orgasmo en esta mañana.

Siento no poner otras fotos más vistosas pero esto es lo que hay, por lo menos al pureta le apaña el momento.

De vuelta vimos el barco que atracaba a la vuelta de las Islas Cíes, uhmmmm, iremos mañana, de momento os dejo un adelanto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El país de Nunca Máis. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s