El país de Nunca Máis (cap.8)

Comienzan las fiestas del pueblo, hemos tenido la suerte de coincidir en el tiempo y como no, vamos a saborearlas.
Las tabernas y bares se llenan de turistas, en este paramos todos los días. Una cervecita y a elegir entre 3 tapitas. Aunque es un bar chiquitito es uno de los más transitados del pueblo, podemos decir que se encuentra en el epicentro. Fuera del bar grandes barriles hacen de mesas que comparten todos los clientes.

Y como no podía faltar en todos los pueblos que conservan sus tradiciones, los gigantes y cabezudos se pasean por las principales calles.

Grupos folklóricos y gaiteros amenizan las terrazas, nada que ver con los tocahuevos de las tunas (aquí no se ven).

La verdad, siempre me aborrecieron, pero de verlo en televisión a vivirlo en directo es algo muy distinto. No obstante más de 20 minutos me aturden.

No me quiero ni imaginar como estará esta gente después de 2 horas tocando por los baretos, en cada parada lingotazo y tapeo. Suena bien, quizás hasta me engancharía.

Creo que voy a empezar a practicar con la pandereta.

El movimiento de gente es constante.

Una casita engalanada por las fiestas o posiblemente por el coletazo del mundial.

La banda municipal, tocó durante una hora en la plaza del pueblo. La mayoría del público jubiletes que acompañaban con sus palmas el ritmo del bombo.

Después de comer una siestecita con las ventanas abiertas para que entre el fresquito mientras te quedas atontado con esta panorámica.

Ya nos quedan pocos días pero las pilas las tenemos cargadas a tope, el tiempo que queda a disfrutarlo.

Por la tarde nos fuimos a ver el concurso de Cucañas.
Las cucañas consisten en caminar por el palo sin caerse hasta lograr coger la bandera. Por cada bandera que recojas ganas 10 jeuros.

¡¡ Uno que lo consigue !! Enhorabuena chavalete, ¿no te lo gastes todo en putas, eh?

Llega la noche y si antes había gente ahora se triplica.

Llega el momento Titón, ni bares ni tapas ni hostias, su área de occio se encuentra en las atracciones infantiles.
Por las tardes espectáculos para los titines.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El país de Nunca Máis. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s