El país de Nunca Máis (cap.11)

Hoy en día encontrar una virgen de carne y hueso es realmente difícil por eso encontrar una de piedra nos ha sido más fácil.

Virgen de la Roca
Estatua de 15 metros de altura tallada en piedra con la cara y manos en mármol blanco.

El interior del monumento está hueco y se puede subir hasta el barco que la Virgen porta en su mano derecha para contemplar unas magníficas vistas de Baiona y la Ría de Vigo.

Vista panorámica desde la Virgen.

En la falda de la Virgen hay un pequeño sendero con bancos de piedra y cruces en homenaje a los familiares de los marineros muertos (aún tengo la duda si son tumbas).
Algún hijo de puta se dejó los restos del botellón la noche anterior.

Desde aquí nos plantamos en el pueblo en 15 min. (andando), de modo que aprovechamos para visitar la feria de antigüedades.
Tandem triciclo, me recordó a la película “El Resplandor”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El país de Nunca Máis. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s